Prensa – LAS GONZALEZ

CRITICA DE TEATRO

Una mujer que decide ser libre escandaliza a sus hermanas

Las González, de Sacoccia, en una atractiva versión de Máximo Gómez que incorpora coreografías y textos poéticos.

“Yo soy como la loba. / Quebré con el rebaño / Y me fui a la montaña / Fatigada del llano”.


En los versos de Alfonsina Storni se expresa la rebeldía de una mujer que escapa a las convenciones sociales y decide ser libre. Vivir su sexualidad e ignorar la opinión de quienes consideran escandaloso su comportamiento. Algo que resulta inaceptable en la época (primera mitad del siglo pasado). Pero la historia no está contada desde el punto de vista de la rebelde sino de sus hermanas, que fluctúan -para beneficio del humor- entre la indignación y las ganas de experimentar ellas también esa libertad.

En realidad, el libreto de Hugo Sacoccia plantea la presencia en escena de cuatro hermanas sexagenarias como protagonistas. Por eso el escándalo se potencia en el hecho de que la “libertina” es una anciana de 68 años. Pero la versión que montó Máximo Gómez en La Colorida (todos los viernes a las 22 en Mendoza 2955) introduce modificaciones que la convierten en una adaptación. Mantiene la mayor parte del texto, pero es interpretado por dos jóvenes en el papel de las hermanas Blanca y Porota.

La acción se desarrolla con quiebres temporales que muestran alternativamente el pasado, donde dialogan las hermanas, y el presente con la transgresora Genoveva ya anciana, que recuerda y reflexiona a través de fragmentos poéticos que fueron adicionados por iniciativa del director.

También la puesta en escena, con música de época y coreografías a cargo de las jóvenes, es un aporte diferente que enriquece el espectáculo. El dinámico desempeño de Emilia Guerra y Melina Hernández -como Blanca y Porota- , plenas de expresividad, hace contrapunto con la serena emotividad de Rosita Avila (Genoveva), cuyas breves pero intensas intervenciones le imprimen a la historia matices diversos.

Hay fragmentos de textos de Miguel Hernández, Isabel Allende, Yuko Kawano, Alfonsina Storni, Pepe Núñez y Héctor Tizón.

Una puesta muy recomendable. Aunque en un estilo diferente al propuesto por el autor, y más afín con lo contemporáneo. Se presenta en una sala pintoresca, intimista, que propicia el diálogo del público con los artistas después de concluido el espectáculo, en una suerte de “tercer tiempo” que prolonga las emociones.

 

Fuente: La Gaceta

Ricardo Reinoso

” 16/12 ”



Jornada de trabajo abierta del proyecto de Investigación PIUNT 26C507
UNT - SPU